OCHA: VENEZUELA: COVID-19. Actualización Flash No 4.  22 de mayo de 2020
mayo 23, 2020
PROVEA | Informe: Patrones de violación de derechos civiles durante 2 meses Estado de Alarma en Venezuela
mayo 21, 2020

Defiende Venezuela. Monitor Local. Boletín No. 0001. Mayo 2020. Situación de los Jóvenes en Venezuela: Manifestación Pacífica y Represión en el Contexto de COVID-19

SITUACIÓN DEL DERECHO A LA MANIFESTACIÓN PACÍFICA EN LOS JÓVENES VENEZOLANOS EN EL MARCO DE LA COVID-19

Consecuencia del prolongado debilitamiento de la institucionalidad democrática y la ausencia de Estado de derecho en Venezuela los derechos de la población jóven se ven profundamente afectados y de forma difereciada. En el boletín No.1 del Monitor Local de Defiende Venezuela abordaremos esas violaciones, enfocandonos específicamente en el derecho a la manifestación pacífica y su contundente represión en el marco de la pandemia originada por la COVID-9 en el país.

LO QUE DICEN LOS ORGANISMOS INTERNACIONALES

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos: En Venezuela existe un marco normativo incompatible con los estándares interamericanos, al mantener la exigencia de autorización previa para la realización de manifestaciones, así como el establecimiento de prohibiciones absolutas al ejercicio de este derecho. Leer más aquí.

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos: Las autoridades venezolanas infringen sistemáticamente el derecho de reunión pacífica a la vez que toleran la existencia de grupos civiles armados progubernamentales conocidos como colectivos, que coadyuvan a imponer el control social y a reprimir las manifestaciones. Leer más aquí.

La emergencia sanitaría a partir de COVID-19 no es excusa para seguir restringuiendo los derechos humanos en Venezuela. Leer pronunciamiento aquí.

LO QUE PASA EN VENEZUELA

Durante el Estado de alarma en Venezuela el Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS) registró 1.296 protestas durante los meses de marzo y abril de 2020, equivalente a un promedio de 19 y 24 protestas diarias respectivamente. Del mismo modo, los monitores locales de Defiende Venezuela registraron que las protestas por reclamo de servicios como agua, gasolina, luz o los altos precios de la comida fueron las más asiduas.

ALGUNOS JÓVENES SON ASESINADOS MIENTRAS PROTESTAN PACÍFICAMENTE Y OTROS MUEREN POR LAS RAZONES POR LAS QUE AQUELLOSPROTESTABAN

En Upata, estado Bolivar, Charlie Antonio Núñez Palma, jóven de 29 años de edad, murió el 23 de abril de 2020 por disparos de armas de fuego mientras protestaba pacíficamente por los altos precios de la comida. Los responsables permanecen impunes.

En Los Campitos, estado Mérida,  Rafael Hernández, jóven de 21 años de edad, murió el 4 de mayo de 2020 por disparos de armas de fuego mientras protestaba pacíficamente por los reiterados y prolongados cortes de electricidad en la zona. Los responsables permanecen impunes.

En la Sierra de Perijá, estado Zulia, Jesús Akchi Pico, joven de 12 años, murío el 1 de mayo de 2020 luego de ser mordido por una mapanare y que no se le pudiera trasladar a un centro de atención médica por falta de combustible en su localidad.

CONTINUAN LAS DETENCIONES EN CONTRA DE LOS JÓVENES QUE SE ATREVEN A PROTESTAR

En Barquisimento, estado Lara, Henderson Maldonado, joven de 30 años, quien se destaca como defensor de derechos humanos de la organización Movimiento Vinotinto, fue detenido violentamente el 27 de abril mientras mediaba con la polícia a favor de un grupo de personas trabajadoras de la salud y pacientes con enfermedades renales, que protestaban pacíficamente frente al Destacamento 121 de la Guardia Nacional Bolivariana.

El joven defensor permaneció esposado a un pilar dentro del edificio del Destacamento 121 de la Guardia Nacional Bolivariana durante más de 12 horas y fue golpeado con una botella de agua congelada en la cabeza. El 1 de abril, fue excarcelado con medidas cautelares tras haber sido imputado de resistencia a la autoridad e instigación pública.

En Santa Bárbara, estado Barinas, los jóvenes Jairo Leonel Aguilar Medina y Liniker Eli Villamizar Guerrero, de 19 y 16 años respectivamente, fueron arrestados e imputados de desobediencia e instigación pública por protestar pacíficamente en contra de los reiterados y prolongados cortes de electricidad en la zona.

LA PROTESTA EN EL MARCO DE LA COVID-19 SE PERSIGUE COMO DELITO DE DESOBEDIENCIA E INSTIGACIÓN PÚBLICA

 

 

 

 

Aquí puedes compartir La Noticia en tus Redes: